No al TTIP

Cita del Día

No sé por qué Estados Unidos piensa que tiene que recorrer el mundo 
obligando a la gente a tomar nuestra forma de gobierno a punta de pistola. 
Cuando se tiene algo realmente bueno, 
no necesitas imponerlo a la gente porque ¡ Te lo roban!
- Dick Gregory

El empeño de EEUU por demonizar cualquier forma de socialismo es porque sería inmediatamente imitado por el resto de naciones. 

Por ello si no puede derrocarlo, emplea todas las formas de guerra económica como sanciones, bloqueo o  ausencia de inversiones para frenar su progreso y así hacer que parezca que este tipo de políticas es un fracaso.

Al primer y único país comunista al que se le levantó el bloqueo y todo tipo de restricciones con el sucio fin de tener mano de obra barata para sus corporaciones, fué a China y en tres décadas se ha convertido en la 1ª potencia económica del mundo.


Armak de Odelot

-----------------------------------------------------------------------------


La MISIÓN de los MEDIOS 

no es la de ser PALMEROS ni PREGONEROS de los GOBIERNOS 

sino la de ser CRÍTICOS con lo que hagan los MISMOS 

así como OFRECER una VERSIÓN ALTERNATIVA y VERAZ 

cuando la REALIDAD sea DIFERENTE 

a la VERSIÓN OFICIAL con la que nos quieren hacer COMULGAR








sábado, 31 de diciembre de 2016

¿Puede Ucrania derribar aviones rusos en la península de Crimea?

Resultado de imagen de Ucrania justifica permiso de derribar aeronaves por “guerra híbrida con Rusia

¿Puede Ucrania derribar aviones rusos en la península de Crimea?


"La responsabilidad confusa a causa de ciertas decisiones de Kiev, las fronteras difuminadas y el nivel tecnológico de los sistemas de defensa aérea de Ucrania pueden conducir a un mal uso de las armas en territorio ruso, como en Crimea, en las aguas del mar de Azov y en el mar Negro", señala el autor.
© Sputnik/ El Servicio de Prensa del Presidente de Ucrania

El columnista opina que este tipo de "operaciones especiales" son bastante probables, puesto que la decisión de modificar el reglamento y permitir a los militares ucranianos disparar contra aeronaves intrusas fue tomada "con el fin de adaptar los documentos legislativos básicos de defensa a la realidad actual y los desafíos propios de una 'guerra híbrida' contra Rusia".

"¿Qué busca el Gobierno de Ucrania empujando a las Fuerzas Aéreas del país a desencadenar una guerra real contra Rusia?", se plantea el autor del artículo.
Una autoridad delegada
© Foto: Servicio de prensa del presidente de Ucrania

En Kiev, la decisión de abrir fuego contra un objeto intruso no la toma el presidente, sino el ministro de Defensa, el jefe del Estado Mayor de Ucrania o las personas que estén ejerciendo sus funciones.

Según el periodista, el punto más preocupante de la resolución es el que dice que "el comandante de la tripulación de los aviones interceptores (helicópteros), barcos (lanchas) y sistemas de defensa aérea en tierra tiene derecho a abrir fuego contra los aviones de las fuerzas armadas de otros países que hayan violado la frontera estatal de Ucrania".
"En primer lugar, es extraño que el presidente de Ucrania permita delegar las funciones del comandante supremo y el derecho de tomar unas decisiones tan importantes a nivel geopolítico al Ministerio de Defensa. 
Tal vez esto se deba al pánico a la responsabilidad o a la participación operativa de encargados occidentales del proyecto de la nueva Ucrania", comenta Jrolenko.
Además, el autor señala que "surge una asociación negativa" y recuerda que el vice primer ministro turco, Mehmet Simsek, declaró que las más altas autoridades de Turquía no participaron en el ataque contra el bombardero ruso Su-24.
"Resultó que las autoridades habían delegado a los pilotos turcos la decisión de 'derribar o no'. Y solo la voluntad de acero de Rusia permitió evitar una gran guerra en otoño de 2015. Probablemente, a Kiev le pareció cómodo este enfoque o alguien le sugirió que era el mejor".
El columnista señala que los últimos ejercicios de la Defensa Aérea de Ucrania, cerca de la península rusa de Crimea, demostraron las ambiciones políticas desmedidas y las capacidades tecnológicas limitadas de Kiev. 

Según Jrolenko, el arma principal de Ucrania en este conflicto es la provocación.

"De acuerdo con la lógica ucraniana, los disparos de la Fuerza Aérea de Ucrania en Crimea son legítimos, mientras que un misil ucraniano derribado sobre este territorio supone una agresión militar por parte de Moscú. En este contexto, es posible organizar una 'trampa geopolítica' a Donald Trump, nuevo presidente de Estados Unidos, que no padece rusofobia".
Fronteras híbridas
Además del territorio de las repúblicas no reconocidas de Donbás y la península rusa de Crimea, Kiev se propone hacer suyas las aguas de los mares Negro y Azov.
"Y aquí hay que tener en cuenta la ambigüedad y la vaguedad del concepto 'fronteras estatales de Ucrania'".
De acuerdo con la legislación de la URSS, las aguas interiores entre las repúblicas soviéticas no tenían fronteras administrativas y, por lo tanto, no había documentos que registraran la línea de separación en el mar de Azov o en el espacio aéreo sobre el mismo, recuerda Jrolenko.

Las negociaciones entre Rusia y Ucrania para determinar la situación jurídica del mar de Azov y la delimitación marítima del mar Negro se llevaron a cabo desde 1996. En 2003, los dos países firmaron un acuerdo de cooperación para el uso del mar de Azov y el estrecho de Kerch. Muchos años más tarde, debido a los desacuerdos entre las dos partes, las negociaciones para delimitar las fronteras marítimas acabaron fracasando.
Desde el punto de vista de la ley internacional, la zona marítima no está delimitada ni tampoco se dispone de la tecnología necesaria para poder compartirla.
En su día a día, los guardias de fronteras de Rusia y Ucrania han superado estos conflictos legales mediante una serie de instrucciones departamentales basada en las leyes de sus respectivos Estados. 
La tarea de los guardacostas de esta zona, además, se ve en ocasiones complicada por la lucha contra la pesca furtiva.
"En la actual configuración geopolítica, un ataque de la Fuerza Aérea de Ucrania contra un avión de las Fuerzas Aeroespaciales o del Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia, equivaldría al inicio de una guerra, aunque pueda haber otras salidas", advierte el columnista.
"No estoy seguro de que Ucrania disponga de aviones interceptores útiles, pero incluso los viejos sistemas de defensa aérea permiten conservar cierta capacidad militar y pueden suponer una amenaza para los territorios rusos de Crimea y sus aguas adyacentes", añade.

Rusia es capaz de garantizar la seguridad de los vuelos de la aviación civil en Crimea y evitar de forma estricta cualquier violación de su espacio aéreo. No hay limitaciones tecnológicas, las Fuerzas Aeroespaciales y de Defensa antiaérea están en alerta durante todo el día.
"Sin embargo, la prudencia de Kiev y el Ministerio de Defensa de Ucrania será la mejor garantía para la seguridad de Ucrania y el mantenimiento de unas buenas relaciones de vecindad", concluye Alexandr Jrolenko.
By Sputnikmundo.sputniknews.com

El régimen nazi-fascista de Ucrania justifica permiso de derribar aeronaves por “guerra híbrida con Rusia”

La víspera, el Gobierno ucraniano introdujo una serie de enmiendas en un reglamento de defensa antiaérea de 2005, para adaptar esta normativa a “la realidad y los retos actuales de guerra híbrida con Rusia”, según aclaró en su página de Facebook el Estado Mayor.

Conforme al reglamento modificado, los militares ucranianos podrán disparar contra aeronaves intrusas que entren en el espacio aéreo de Ucrania para realizar atentados terroristas, misiones de reconocimiento, guerra electrónica o apoyo a las comunicaciones de grupos armados ilegales.

Si los incursores usan armas, los mandos inmediatos podrán autorizar disparos de advertencia y dar la orden del derribo por cuenta propia; en los demás casos, la decisión incumbe al ministro de Defensa, el jefe del Estado Mayor, el comandante de la Fuerza Aérea o las personas que ejerzan sus funciones.

El documento señala de forma expresa que el espacio aéreo incluye la llamada “zona de operación antiterrorista” contra las milicias de Donetsk y Lugansk. (Sputnik)
——————–
Ucrania continúa desde abril de 2014 una operación militar en varias áreas de las regiones de Donetsk y Lugansk donde se proclamaron repúblicas populares en respuesta al golpe neofascista en Kiev, realizado en febrero del mismo año con el apoyo de Estados Unidos la Unión Europea.

Los acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política del conflicto pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia cuyo resultado la ONU estima en más de 9.600 muertos y unos 22.400 heridos.

Julia Marushevska, a la que el imperialismo promocionó en 2014 en todo el mundo como musa del Euromaidan, está siendo investigada por corrupción, según publica la agencia Reuters.

Hace dos años fue la típica marioneta elevada a los altares por la propaganda mediática por utilizar las modernas tecnologías juveniles, desenfadadas y golpistas al servicio de la desestabilización: blogs, twitter, redes sociales...

El jefe del Servicio Fiscal de Ucrania, que dirige la investigación, confirmó que sospechaba que la fascista ucraniana había cometido delitos de corrupción, aunque se negó a especificar cuales.

En junio de 2015, a los 24 años de edad, Marushevska se unió al gobierno de Odessa, impuesto por Kiev en la región, y fue nombrada jefa de aduanas, en octubre de 2015.

La investigación se inicia cuando detectan que los ingresos de la aduanera fascista habían crecido en un 30 por ciento, mientras desarrollaba su cargo al frente de la sección de aduanas de Odesa. Actualmente en sus cuentas figuran unos 11 millones de dólares.

Los patrocinadores del golpe de Estado no sólo se adueñaron de la situación en Kiev para ejercer de vasallos de Estados Unidos sino, sobre todo, para meter la mano en la caja.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada