jueves, 17 de agosto de 2017

Los "errores informáticos" cuestan vidas: las muertes que España debió evitar

Resultado de imagen de Los "errores informáticos" cuestan vidas: las muertes que España debió evitar

Los "errores informáticos" cuestan vidas: las muertes que España debió evitar

Desastres informáticos como el de Lexnet han dejado una cosa clara: cualquier problema puede solventarse con la excusa de que se ha tratado de "un error informático"
Da igual que Lexnet haya provocadola mayor negligencia informática de la historia del Ministerio de Justicia: no hay nada que no se solucione echándole la culpa a la informática.
La excusa del error informático es eso, una excusa
No solo porque los sistemas informáticos no fallan solos (sino que son ejecutados, planificados y programados por alguien); sino también porque, bajo la excusa del error informático, se ha amparado graves negligencias judiciales que, en demasiadas ocasiones, incluso han provocado muertes. 
Este es un recorrido a través de varios crímenes que se produjeron en España y que se habrían evitado si no hubiera habido "errores informáticos", si la interconexión entre juzgados hubiese sido efectiva o si la justicia española estuviese adecuadamente digitalizada.
Manuel Ángel Méndez Manuel Ángel Méndez

Mari Luz Cortés: el asesinato fruto de una negligencia judicial

13 de enero de 2008. Mari Luz Cortés, una niña onubense de 5 años, copa todos los informativos, programas de TV y medios de comunicación de nuestro país tras desaparecer sin dejar rastro. Con el paso de los días, la niña sigue sin aparecer y las sospechas que temen por su vida cada vez son más evidentes.
Mari Luz aparece muerta dos meses después, el 7 de marzo: su cadáver fue encontrado en el muelle petrolero del puerto de Huelva. El 25 de marzo, la Policía detuvo en Cuenca al responsable de su muerte: se trataba de Santiago del Valle, el pederasta que secuestró a la niña y abusó sexualmente de ella antes de matarla.
Cuando asesinó a Mari Luz, Del Valle debía estar en prisión por abusar sexualmente de su hija
Del Valle fue condenado a 22 años de prisión por estos hechos, pero lo cierto es que este asesinato era más que evitable: en la época en que se produjo, el asesino de Mari Luz no debía estar en la calle, ya que pesaba sobre él una pena de prisión que debía estar cumpliendo en ese mismo momento.
Y es que, en 2002, Del Valle había sido condenado a un año y nueve meses de cárcel por abusar sexualmente de su propia hija. Sus abogados recurrieron la decisión judicial, pero en 2005 llegó la sentencia firme: Del Valle iría a prisión. Sin embargo, el juez responsable de su caso, Rafael Tirado, no llegó a ejecutar la sentencia, con lo que Del Valleni siquiera fue detenido y siguió en libertad.
Foto: EFE/Julián Pérez.

Una sentencia anterior... que nadie ejecutó

El juez se percató de su negligencia –que achacó primero a "un error informático" y después a la "falta de urgencia"– el 27 de marzo de 2008, dos días después de que el acusado fuera detenido por el asesinato de Mari Luz y su nombre saliera a la luz pública. Hasta entonces, Del Valle había gozado de total y absoluta libertad sin que nadie se percatase de lo irregular de su situación.
La historia no acababa ahí. Además, Santiago del Valle tenía otras causas abiertas en Sevilla y en Gijón, una de ellas por falsedad documental. Sin embargó no quedó registro informático alguno de ello, con lo que ambos juzgados, al no compartir información, no pudieron colaborar en la causa.
Del Valle tenía causas abiertas en Sevilla y en Gijón, pero los juzgados no estaban conectados ni compartían información
Tras la polémica surgida por estas negligencias, la Junta de Andalucía decidió actuar: en 2009 nació Siraj, el sistema informático que conecta todos los juzgados andaluces. 
Sin embargo, las quejas sobre sus fallos de funcionamiento han sido frecuentes estos años. A día de hoy, Siraj está conectada con Lexnet, el sistema en el que tantos fallos informáticos se han producido en las últimas semanas.
La muerte de Mari Luz Cortés, por tanto, fue la consecuencia de una negligencia no solo humana, sino tambien informática: si la orden de ejecución de la condena se hubiese realizado correctamente y si los juzgados estuviesen interconectados, Santiago del Valle no habría podido abusar sexualmente de Mari Luz ni matarla, ya que habría estado en prisión.
Foto: EFE/Juan Francisco Moreno.

Laura Cerna: asesinada por un condenado que debía estar en prisión

No fue un caso con el eco mediático que tuvo el de Mari Luz Cortés, pero, por desgracia, tanto la situación como sus consencuencias fueron demasiado similares.
El 30 de agosto de 2010, Antonio Gordillo asesinó, descuartizó y tiró al río Guadalquivir a Laura Cerna, una estadounidense que trabajaba en Sevilla como profesora de inglés. Pese a que Gordillo aseguró que fue ella la que se suicidó tras ser rechazada sexualmente por él, el español fue condenado a 19 años de prisión.
El asesinato de Laura Cerna tampoco debió ocurrir, ya que el asesino debería haber estado en la cárcel en ese momento
Y es que la Audiencia Provincial de Cádiz condenó el 30 de agosto de 2009 a Antonio Gordillo a una pena de un año y medio de prisión por un delito de lesiones graves tras una pelea.
El sistema informático de ejecución de sentencias retrasó más de un año el ingreso en prisión de Antonio Gordillo
Como Gordillo tenía antecedentes penales por otro delito anterior, no había forma de que eludiese la pena: debía entrar inmediatamente en la cárcel.
Sin embargo, nuevamente, nadie ejecutó la orden de entrada en prisión. De hecho, cuando Laura Cerna fue asesinada, la Audiencia Provincial de Cádiz tan solo había procedido a registrar la aparente insolvencia de Gordillo, que no había pagado la indemnización pertinente al agredido en la pelea por la que fue condenado.
De nuevo, el Consejo General del Poder Judicial achacó la negligencia a los fallos y retrasos en los sistemas informáticos de comunicación y de ejecución de sentencias. Una negligencia que, de no haberse producido,habría impedido a Antonio Gordillo cruzarse con Laura Cerna la noche en que la asesinó.
Los padres de Laura Cerna, en una manifestación de apoyo a Marta del Castillo. Foto: EFE/Juan Ferreras.

Otros casos que pudieron evitarse

Los de Mari Luz Cortés y Laura Cerna son los ejemplos más dramáticos, pero no los únicos, de lo que pasa cuando las notificaciones 'online' de los juzgados fallan o cuando los propios juzgados no están conectados entre sí.
En la Navidad de 2007, media España supo que el productor José Luis Moreno había sido atracado y apalizado en su propio chalet. Lo que menos gente supo es que, tres años después, el principal responsable de su agresión quedó libre pese a las evidencias de su delito. ¿La razón? Un "error de informatización judicial" que, tras la declaración del acusado, lo dejó en total y completa libertad.
Condenados que quedan en libertad, agresiones no investigadas... todo por negligencias informáticas o falta de conexión judicial
Recientemente, la muerte de una niña en Valladolid también encendió las alarmas de la negligencia informáticaun atestado policial se había perdido y las administraciones que debían actuar no compartieron información. Tampoco se actuó diligentemente en Lugo, donde "un fallo informático" hizo perder documentos de una investigación penal en curso.
Las conclusiones están medianamente claras: la justicia española no está adecuadamente digitalizada. Y cuando lucha por estarlo, los errores informáticos ponen en evidencia el adecuado funcionamiento de nuestro sistema judicial. Y no se trata de un asunto menor, ni mucho menos: como ya hemos visto, la negligencia informática de los juzgados españoles acaba costando vidas inocentes.

miércoles, 16 de agosto de 2017

Las 8 Plagas que recaen sobre los españoles. Nos quitan 260.000 millones al año

Resultado de imagen de Las 8 plagas que recaen sobre los españoles. Nos quitan 260.000 millones al año

Las 8 plagas que recaen sobre los españoles. Nos quitan 260.000 millones al año

Imagen relacionada
Escrito por Ernesto López Montoro – Ilustraciones por @LaRataGris 
Imagen relacionada
El Saqueo de España tiene mil caras, algunas todavía desconocidas por la prensa y la mayoría de los ciudadanos en edad de votar.
Pero se podría decir que “El Saqueo de España” tiene ocho grandes cauces, veamos:
1-Por el lado de los Ingresos Públicos.
2-Por el lado del Gasto Público
3-Por el lado de los Oligopolios Privados en sectores económicos estratégicos.
4-Por el lado del pago de intereses (indebidamente) a causa del choriceo del BANCO CENTRAL EUROPEO (BCE) y son unos 35.000 millones de euros.
5-Por el lado del déficit crónico de la Balanza por Cuenta Corriente.
6-Por el lado del rescate de entidades bancarias y empresas privadas.
7-Por el lado de una estructura impositiva que favorece descaradamente a los ricos. Recordad, siempre que los capitalistas, obtengan un tanto por cien de beneficio (tasa de retorno), mayor que el incremento del Crecimiento Económico (en tanto por cien), se producirá acumulación de riqueza por parte de esos capitalistas, es decir acumularán más capital (proporcionalmente) que el resto de la Sociedad y se producirá concentración de riqueza.
8- Por el lado del control de los medios de comunicación
Resultado de imagen de Las 8 plagas que recaen sobre los españoles. Nos quitan 260.000 millones al año
Pasemos a desarrollar cada punto:
1-a Por el lado de los Ingresos Públicos:
La Elusión Fiscal (grandes empresas, IBEX 35, uso de paraísos fiscales por parte de ciertas grandes empresas). 
Las Amnistías Fiscales 
Indultos del Gobierno a condenados por defraudar impuestos y evadir capitales. 
La Evasión Fiscal (fraude fiscal y a la SS, fraude en impuesto de Sociedades, IVA, economía sumergida, etc.). 
Vender bienes Públicos, por precios inferiores a su valor. 
Conceder Concesiones Administrativas, por precios inferiores a su valor.
Alquilar bienes Públicos por precios inferiores a su valor. 
Negocios que rayan lo delictivo (prostitución) y que no pagan impuestos. 
El Gobierno le perdono a las eléctricas, según diversas fuentes 3.500 millones de euros. 
Una estructura impositiva injusta, la mayor parte de la carga fiscal recae sobre trabajadores y sus familias; las sociedades mercantiles y los muy ricos, casi no pagan impuestos. 
No es normal, que para que se produzca un delito fiscal (condenado a cárcel) tengas defraudar mas de 120.000 euros anuales, en cambio una pobre que robe 460 euros en un supermercado va a la cárcel. Se criminaliza a los pobres.
Según expertos, en este capítulo se pierden unos 80.000 millones de euros o más, al año.
Imagen relacionada
1-b Para el profesor Vicens Navarro sería mucho mas de 80.000 millones anuales:
Según el profesor Navarro, “Si los súper ricos pagaran como en Suecia, España recaudaría 150.000 millones más”. 
Publicado en “EL BOLETIN.COM”. 
Lean también “El club de los pringaos” de Dani Montero, en este libro queda claro que “Hacienda no somos todos”. 
Lean el libro de Miguel Ángel Revilla “La Jungla de los Listos”, estupenda narración del saqueo. 
Según Miguel Ángel Revilla, ciertos “patriotas españoles” tienen en paraísos fiscales 1.500.000 de millones de euros, es decir 1,5 billones de euros, es decir el presupuesto del total de Administraciones Públicas de España para tres años, una barbaridad de dinero.
Imagen relacionada
2-a Por el lado de los Gastos Públicos:
Realizar obras públicas innecesarias y en algunos casos perjudiciales, para favorecer las cuentas de ingresos de grandes empresas “amigas” (AVE, aeropuertos, carreteras que no llevan a ningún sitio, puertos innecesarios, etc.). 
Se han concedido subvenciones a empresas, sólo porque en ellas trabajaban familiares del político en el poder. 
Se han cobrado comisiones por licencias, concesiones y contratos públicos. 
Se han urbanizado terrenos protegidos para poder cobrar mordidas. 
Se han rescatado con dinero Público a empresas privadas y bancos (socializar las pérdidas privadas). 
Se dieron subvenciones para empresas y eventos ficticios, se han solicitado informes falsos y se han pagado por ellos, verdaderas barbaridades de dinero (EREs y etc.). 
Se pagaron facturas falsas, por servicios que nunca existieron. 
Comprar, bienes y servicios, por precios que están por encima de su verdadero valor. 
Se han trucado concursos públicos, para favorecer a empresas “amigas” 
Se han creado puestos de trabajo ficticios, se han falseado oposiciones. 
Según diversas fuentes en España hay casi 500.000 puestos políticos “a dedo”, o sea enchufados.
Según expertos, este apartado podría suponer pérdidas por 60.000 millones o más, al año.
Imagen relacionada
2-b Por el lado del Gasto Público, y por duplicidades en Gobiernos Administrativos:
La supresión de estructuras administrativas totalmente prescindibles, duplicadas, inútiles, costosas, convertidas en nidos de corrupción, supondría un alivio para los españoles, ya que la carga fiscal de estas figuras “decorativas”, de sus duplicidades y corruptelas, si fueran erradicadas, podría ahorrar a los españoles (según expertos) unos 30.000 millones de euros anuales. De este apartado, parece ser, que solo se salvarían las administraciones de Navarra y Euskadi, asunto por aclarar.
Resultado de imagen de Las 8 plagas que recaen sobre los españoles. Nos quitan 260.000 millones al año
3-Mirando el sector de los Oligopolios Privados:
Aquí tenemos la promoción y el favorecer la creación de Oligopolios en los sectores estratégicos, los casos del sector de suministro eléctrico, el suministro de derivados del petróleo (gasolinas), los sectores de la distribución comercial, Internet, telefonía, la logística, etc. 
En estos sectores los precios que pagan los ciudadanos – usuarios, suelen ser superiores a los análogos de otros países europeos. 
En esto sectores suelen ser un tabú, el hablar de Auditorias de Costes, nadie quiere en estos oligopolios, que se conozcan los verdaderos costes y las ganancias que se producen. 
Es decir, en resumen, una forma más de ordeñar a los ciudadanos. El TTIP, TISA, etc. solo conseguiría hundirnos más en este tipo de corrupción.
Según expertos, este capítulo podría suponer 35.000 millones de euros.
Imagen relacionada
4-Mirando al comportamiento cuasi-delictivo del BCE:
Veamos, desde la entrada de España en el EURO (satánico), el Gobierno de España, y el Banco de España pierde una de las mejores herramientas posibles para un verdadero Gobierno, este instrumento es la Política Monetaria, veamos, antes de la entrada en el euro, el Gobierno de España, podía pedir prestado al Banco de España dinero, al cero por cien. 
Esa posibilidad se perdió al entrar en el satánico EURO. 
Resulta que ahora la posibilidad de realizar préstamos se encuentra en el BCE, (que obedece a Alemania), el Banco de España, ya no puede prestar. 
Pues resulta que este BCE presta dinero a bancos privados al cero por cien, y luego estos bancos privados se lo prestan al Gobierno de España al 3 por cien, o al 4 por cien, o al 5 por cien. Es decir lo que antes nos costaba cero pesetas, ahora nos cuesta unos 35.000 millones de euros al año. (Choriceo total y encima legal).
Resultado de imagen de Las 8 plagas que recaen sobre los españoles. Nos quitan 260.000 millones al año
5-Mirando el Déficit Crónico de la Balanza de Pagos por Cuenta Corriente (EURO):
Desde 1982, se impuso un tipo de cambio fijo insostenible (cosa que sabe cualquier economista en primero de carrera), ese tipo de cambio fijo insostenible es el euro (1 euro es 166,386 pesetas, y antes del euro, existió el llamado ECU, y los mecanismo de bandas para tipos de cambio fijo, etc.). 
Este tipo de cambio ha provocado la destrucción de una parte muy importante de la industria española, un déficit crónico en la balanza de pagos por cuenta corriente de cerca de 35 años (justos los que van desde el presidente Suárez hasta ahora), un endeudamiento masivo brutal (4.000.000 de millones de euros para España, entre deuda pública y privada). 
Y todo ello en beneficio y mayor gloria del PUEBLO ALEMAN, RAZA SUPERIOR DONDE LAS HAYA.
En este caso, es increíble la cantidad de dinero y puestos de trabajo perdidos (durante 30 años) por unas políticas increíblemente pro-alemanas, es decir se favorecen las importaciones de productos alemanes, en vez de favorecer las exportaciones de productos españolas, demencial.
Recordad que los países se endeudan en el exterior (con otros países-deuda externa) por medio de los déficits en la balanza de pagos por cuenta corriente, (S-I) + (T-G) = (X-M), es decir el ahorro privado mas el ahorro publico es igual a la balanza por cuenta corriente, es decir, si la balanza por cuenta corriente es negativa, significa que el ahorro del país en ese año, es negativo, es decir las importaciones M son mayores que las exportaciones X.
Ciertamente desde el año 2012 hasta hoy (dic-2015) la balanza de pagos por cuenta corriente es superávit aria debido a la fuerte contracción del consumo en España. Pero el daño ya estaba hecho, tuvimos 30 años de déficit en esta balanza de pagos, desde 1982 hasta 2012.
Imagen relacionada
6-Mirando el rescate de entidades bancarias y empresas privadas:
Dado que el Banco de España tiene por función la de vigilar el balance financiero de las entidades bancarias, y debe controlar que el neto patrimonial de estas entidades sea adecuado (con relación al activo total de la entidad) para evitar la quiebra de estas entidades, se convierte en una necesidad imperiosa la independencia (con respecto a los Gobiernos Nacionales) del Director del Banco de España. 
Esto, nunca ocurrió y por lo tanto el Banco de España se convierte en una figura casi decorativa e innecesaria, solo esta ahí para aparentar que existe una institución que controla a las entidades financieras, pero lo cierto es que la realidad esta muy lejos de ese cometido. 
De esta falsa apariencia, nace la posibilidad de que ciertas entidades financieras tengan neto patrimoniales con respecto al activo de solo un 2 por cien, (lo suyo seria tener un 30 por cien), es decir son situaciones de pre-quiebra. 
Ante estas situaciones el Banco de España, cierra los ojos y en el mejor de los casos mira hacia otro lado. De nuevo lo político se impone a la justicia y al trabajo bien realizado. 
Tras evitar que el Banco de España pueda realizar su función de vigilancia y control, tan solo es cuestión de tiempo que haya que rescatar entidades financieras que se colocan en quiebra. 
Todo parece controlado, pero lo cierto es que los políticos buscan el descontrol para realizar sus chanchullos. 
Luego vienen los rescates mil millonarios que todos conocéis. Nunca se dejo implementar en España, la versión española de la ley Glass-Steagall, ley que evita desastres financieros. 
Por otro lado también se han rescatado empresas privadas en quiebra como las empresas que realizaron las carreteras de peaje radiales a Madrid, las famosas R, y otras empresas, etc. 
En este apartado, también se podría hablar del tema de las Preferentes, un escándalo de 30.000 millones de euros, el cual ha afectado a muchos españoles, las Preferentes es un producto financiero que comercializan los bancos y es solo para gente profesional muy especializada, aquí engañaron de forma increíble a muchos españoles.
Imagen relacionada
7-Mirando la estructura impositiva española:
En España tenemos por ejemplo un IVA muy bajo para productos de lujo; no es normal que el IVA de un vehiculo barato (de un trabajador), por ejemplo un SEAT Ibiza tenga el mismo IVA que un FERRARI, o que un YATE DE LUJO. 
Las tasas de IVA para los productos de lujo deberían ser muchísimos más altas. Para un FERRARI o un YATE DE LUJO deberían rondar el 90 %. 
El que quiera disfrutar de bienes de lujo, primero que pague la base imponible de la factura y luego el IVA debería ser bestial. 
Si quieres bienes de lujo, págale al Estado, por disfrutar de ese lujo. 
Dado que esto también podría llevarse a los inmuebles, pisos y demás, si te compras un piso de 1.000.000 de euros, pues nada a pagar también un IVA especialmente alto. 
Si quieres fardar PAGA. Por otro lado este sistema beneficiaria a la Balanza de Pagos por Cuenta Corriente, ya que España no es un gran fabricante de productos de lujo. 
También recordad, que mientras los capitalistas obtengan beneficios (en tanto por cien) por su capital (se le llama tasa de retorno del capital), mayores que el tanto por cien de crecimiento económico, estos capitalistas acumularán mucho más capital que el resto de la sociedad, y se producirá concentración de riqueza a favor de los capitalistas. 
De ahí, que en España, haya una desigualdad social tremenda, respecto de la distribución de la renta y de la riqueza. 
Somos el peor país de la UE, solo por delante de Rumania, en cuanto a desigualdad social. En España no hace mas que subir la venta de productos de lujo, ello es debido a que el 10% de la población más rica, cada vez es más rica.
Resultado de imagen de Las 8 plagas que recaen sobre los españoles. Nos quitan 260.000 millones al año
8- El control de los medios:
La octava plaga, haría referencia al control de los medios de comunicación por parte de las oligarquías, de ahí que se produzca una gran desinformación y engaño respecto de estos temas, en las televisiones, ningún oligarca quiere que la población este informado de estos temas, para así, poder manipular la información, esconder realidades y engañar a los ciudadanos en general. 
Debemos destacar por otro lado, la necesidad de que la población en general, se preocupe un poco más, por estudiar la economía nacional, macroeconomía y política económica.
En resumen, anualmente las pérdidas para los españolitos “sin enchufe” pueden estar rondando unos 260.000 millones de euros anuales o más.
Unos 7 millones de españoles, le quitan al resto de españoles (a los otros 37 millones) unos 260.000 millones de euros al año, es decir, le quitan a cada uno de los 37 millones de españoles (no enchufados) unos 7500 euros anuales, incluso para niños y bebes.
Por otro lado: 
Los recaudadores de los partidos políticos han impuesto sus “normas” en tanto por cien, sobre los contratos públicos.
Hay miles de políticos incapaces de explicar su patrimonio, y nadie investiga.
La corrupción, en España, es una estrategia meditada del poder oligárquico, que ha contaminado a los estamentos de la sociedad.
Tras 40 años de democracia, y con una alternancia entre gobiernos del PP y del PSOE, nos encontramos hoy con una deuda pública de 1.600.000 de millones de euros, o sea 1,6 billones de euros (billones españoles de 12 ceros).
Resultado de imagen de Las 8 plagas que recaen sobre los españoles. Nos quitan 260.000 millones al año
¿Dónde están todos los impuestos que hemos pagado durante estos 40 años más los 1,6 billones de euros que se deben por parte del sector público? 
¿Dónde?
Como ejemplo, en el enlace siguiente, en la página 29 aparece, en parte, a dónde ha ido a parar el dinero que hemos pagado en impuestos los españoles:
Por una banca pública” de Carlos Sánchez Mato, en matoeconomia
Así que: Fuera aforamientos, fuera indultos por corrupción, nuevas y durísimas leyes anticorrupción, independencia policial y judicial.
Nota aclaratoria: 
Cuando dan las cifras del paro, lo importante no es el número de personas que trabajan, sino el número de horas trabajadas que cotizan a la seguridad social, es decir lo importante son los ingresos que obtiene la seguridad social. 
La razón es la siguiente, yo puedo tener un señor trabajando para mí, y cotizando por él, 35 horas de trabajo semanales. Lo tiro a la calle. Y meto a cuatro personas a trabajar y cada una de ella cotiza 5 horas semanales. 
Da la impresión de que aumento el trabajo (paso de 1 a 4), pero no es cierto pues en la nueva situación solo cotizan a la seguridad social 20 horas semanales, aunque trabajen 4 personas. Pues el Gobierno miente cuando dice que hay más trabajo (el número de horas que cotizan a la seguridad social y los ingresos, ¡han bajado¡), lo que hay, es mas gente trabajando , pero por muchas menos horas. ¡Son unos falsos!
Nota aclaratoria número 2:
LA IMPORTANCIA DE NO COMETER DEFICIT EN LA BALANZA DE PAGOS POR CUENTA CORRIENTE ES CRUCIAL.
Lo es, debido, a esta identidad:
(S-I) + (T-G) = (X-M), que viene a decir: el ahorro privado de la nación mas el ahorro publico del gobierno es igual a la balanza por cuenta corriente; como ustedes habrán observado ya, si la balanza por cuenta corriente es deficitaria (negativa) el ahorro del país (privado + publico) también es negativo y eso implica ENDEUDARSE CON EL EXTERIOR (extranjero). 
Si eso ocurre un solo año de 10, no pasa nada, pero si 35 de 45 años tienes déficit (caso de España), te estas endeudando por encima de tus posibilidades, y terminaras muy mal.
Poniendo un símil, es como si un padre de familia, le da a su mujer 6000 euros mensuales durante varios años, para, al paso de los años, decirle a su mujer, cariño de los 6000 euros que te he dado durante estos años (mensualmente), yo, solo ganaba 3000 euros mensuales, los otros 3000 los pedía prestados (la mujer que no sabia nada del tema, se asombra), y finalmente, le dice, el marido a la mujer “CARIÑO DEBEMOS HASTA LAS CEJAS, NOS LO QUITARAN TODO”.
¿Saben ustedes, quienes hicieron de marido (de la patria española) en esta historia?, pues:
Felipe Gonzalez, José Maria Aznar y José Luis Zapatero
¿lo entienden ya?
Felipe Gonzalez, empezó el endeudamiento externo, luego Aznar lo aumento muchísimo más y Zapatero, ya se llevo la palma, este fue el number one del endeudamiento externo. 
Por otro lado, estos personajes, no solo aumentaron la deuda externa, sino que también fomentaron el endeudamiento interno (entre españoles). Luego, vino Rajoy, el cual frenó en seco el aumento del endeudamiento externo, pero por otro lado, gobernó para aumentar brutalmente el endeudamiento interno (entre españoles), sobre todo en el sector público.
VAMOS TODOS ELLOS ALUMNOS AVENTAJADOS DEL CURSO DE EXPERTO EN CÓMO ARRUINAR UN PAÍS.
Cuando digo “comete déficit “, digo comete porque debería ser un delito de alta traición al país, el cometer déficit continuado (hasta alcanzar cotas de deuda increíbles). 
Todo ese dinero (que se debía) se utilizo para especular en el sector inmobiliario, generando un boom económico falso, y de paso sobre endeudando el país de forma suicida. 
Tras el brutal endeudamiento externo e interno, sobrevino, lo inevitable, la capacidad de seguir endeudándose colapsó y las inversiones especulativas se vinieron abajo y todo ello generó la consiguiente crisis de espanto.
En la época del boom económico (boom falso, al descansar en deuda), unos pocos se súper forran, en la etapa siguiente, o sea la crisis de espanto, muchísimos lo pasan mal (algunos se suicidan). ¿Pillan el truco?
La deuda publica y privada, junta, en España, llega casi a los 4 billones de euros. 
Es decir 4.000.000 de millones de euros, es decir, 4.000.000.000.000 euros, porque en España el billón lleva 12 ceros.
Un incremento del PIB, basado en INCREMENTAR la DEUDA, pública, privada o ambas, es “un gigante de pies de barro”, pues en cierto momento, NO podremos seguir endeudándonos y tocará devolver el dinero que nos prestaron, cosa inevitable.
Además el dinero que pedimos prestado fue a parar a inversiones especulativas, y NO productivas. El castillo de naipes se viene al suelo, y sobreviene la supercrisis.
Recuerden: 
PIB REALISTA = C + I + G + X – M – (aumento de la deuda privada y publica)
Es decir, el PIB es la suma del consumo privado mas la inversión privada mas el gasto público mas las exportaciones menos las importaciones, TODO ELLO menos el aumento de la deuda del sector privado y publico.
En general el PIB = C + I + G + X – M, PERO ESO NO ES REALISTA, PORQUE LA DEUDA NO ES UN INGRESO, Y SI EL CONSUMO O LA INVERSION O EL GASTO PUBLICO SE BASAN EN DEUDA, ENTONCES TENEMOS UNA VISION IRREAL.

Breve Historia de las Privatizaciones en España, 1985-1995

Breve historia de las privatizaciones en España, 1985-1995

por Carlos Martín Urriza


Ingresos por privatizaciones

Breve historia de las privatizaciones en España, 1985-1995
por Carlos Martín Urriza
Economista del Gabinete Técnico de la C.S. de CC.OO
Publicado en Cuadernos de Relaciones Laborales, nº 8 – 1996
El tema de las privatizaciones se ha abordado desde muy diversos enfoques: «qué se entiende por privatizar», «los distintos mecanismos para ello», «las razones que lo justifican» son el argumento de artículos que habitualmente se pueden leer en la prensa o revistas especializadas.
La intención de este artículo es centrarse en los objetivos que se han pretendido alcanzar con las privatizaciones en España, a través del relato breve de su historia, que iría desde 1985, año en el que se inician, hasta 1995; es decir, a lo largo de toda una década. 
Asimismo, se ha intentado evaluar la oportunidad y grado de cumplimiento de dichos objetivos, allí donde ha sido posible. 
Ésta ha sido una tarea complicada desde el principio, puesto que la carencia de objetivos oficiales claros ha sido un síntoma más de la falta de transparencia que ha caracterizado al proceso de privatizaciones español durante este período, lo que desgraciadamente ha facilitado, incluso, la aparición dc corruptelas.
Los objetivos de las privatizaciones a los que se hace referencia a continuación son, por tanto, más oficiosos que oficiales. 
A lo largo de la década que va de 1985 a 1995, no ha existido una reflexión gubernamental clara sobre a donde se pretendía ir con tanta privatización, en general1, ni con casi ninguna en particular. 
Hoy, el nuevo gobierno del Partido Popular plantea una «nueva» política de privatizaciones que, aunque avanza por la misma vía dc la privatización (a ser posible más rápidamente), en teoría pretende, al menos, acabar con esta falta de transparencia. 
Sin embargo, a pesar de las buenas intenciones del nuevo ejecutivo no parece convincente que un Consejo Consultivo de expertos, elegidos por el propio gobierno, pueda arrojar más luz que la articulación efectiva de la participación del Parlamento y de los agentes sociales en la política de privatizaciones, lo cual está todavía por definir.
Por otro lado, los objetivos que se pretenden alcanzar con las privatizaciones están tan poco claros como en la etapa anterior y se deben deducir de declaraciones de los políticos en los periódicos. Todo ello, obviamente, dificulta la evaluación de las privatizaciones como una política efectiva o inefectiva.
1. Las privatizaciones en el contexto histórico europeo
La política dc privatizaciones se extiende a todos los países y áreas del planeta. No obstante, las razones que las animan son distintas en uno y otro lugar. Así, por ejemplo, en Europa occidental se privatiza por razones no enteramente iguales a las de los países latinoamericanos y, mucho menos, a las de los antiguos países del bloque soviético. Estas motivaciones distintas tienen sobre todo una explicación histórica en el origen diferente de una y otras empresas públicas. 
A continuación se trata de manera genérica el caso de Europa occidental, en la que España se inscribe.
Las privatizaciones toman cuerpo en Europa occidental a principios de la década de los ochenta y se extienden a lo largo de un proceso que se continúan todavía hoy con bríos renovados y sin visos de haber acabado. 
Dicho proceso se ha desarrollado a través d.e etapas de crisis y crecimiento de la economía europea, lo que indica que la fiebre privatizadora no ha atendido a los cambios coyunturales del ciclo económico, sino que tiene una raíz más estructural.
Esta raíz hay que buscarla, como se comentaba al principio, en los orígenes de la empresa pública, o mejor dicho, en las razones que alumbraron la creación o la nacionalización de las empresas públicas que hoy se privatizan.
Tras la II Guerra Mundial, Europa afrontaba la reconstrucción de su economía y la transformación de una industria de orientación bélica hacia cometidos civiles. Era un momento donde gran parte de los mercados estaban desarticulados y la incertidumbre inhibía las decisiones de inversión privada. 
En consecuencia, el Estado jugó un papel director en la planificación de una nueva economía de mercado, sobre las bases de una economía mixta, donde se admitía que la iniciativa pública promocionara la actividad económica a través de formas de intervención directas y expeditivas, como la creación de empresas públicas o la nacionalización de empresas privadas.
Es, por tanto, el papel central que se le asigna al Estado en este período, el que explica —por el carácter instrumental de la misma— la importancia que adquiere entonces la empresa pública. Será la posterior crisis del Estado como gestor directo de la actividad económica, la que explique, asimismo, el desprecio de la empresa pública como instrumento de intervención y la ulterior política de privatizaciones.
La reconstrucción postbélica impulsó una política de crecimiento extensivo, donde las ganancias de productividad las proporcionaba fundamentalmente el aumento de la escala de la producción y no el ajuste de los costes. Este modelo de crecimiento provocaba en muchos casos asignaciones de recursos ineficientes, pero a cambio permitía una reorganización más rápida de la actividad productiva. 
La empresa pública empieza ganar presencia en las economías europeas a partir de este momento, y a diferencia de lo que ocurría en el pasado, el papel que desempeña no es, por completo, subsidiario del de la iniciativa privada.
España, aunque no participó directamente en la Guerra Mundial, tuvo su propio conflicto armado y siguió una pauta similar a la comentada, en lo que a la empresa pública se refiere. Así, en 1941 se crea cl Instituto Nacional de Industria siguiendo el modelo italiano del IRJ. 
La orientación del INI durante estos primeros años se encuadra dentro del modelo de crecimiento extensivo apuntado, que en España tiene una mayor persistencia como consecuencia de las restricciones a la competencia internacional que impone la autarquía. Su presidente hasta 1963, el ingeniero naval y militar Juan Antonio Suanzes, lo dirigirá en dicho sentido con criterios desarrolistas, más ingenieriles que económicos. 
Con todo, más de media década después de su fundación y pasado un año desde su desaparición en 1995, parece que el INI cumplió con el objetivo genérico de esta primera etapa, acelerando el desarrollo industrial del país.
Pero el papel relevante que jugó el Estado en la ordenación de lo económico tras la guerra no se debió sólo a la reconstrucción, ni se circunscribió en exclusiva a este período, sino que ya se venía gestando desde antes de] conflicto bélico. 
En efecto, la Gran Depresión de 1930, así como las nueva teoría macroeconómica keynesiana, apoyaban la intervención pública en el desarrollo de políticas anticíclicas. Paralelamente, el logro del pleno empleo se convierte en el objetivo central de las políticas macroeconómico de los estados europeos.
El final de la crisis de los años setenta marca un punto de inflexión en el auge de la empresa pública como instrumento de política económica, que tiene como causa la merma en la confianza que se le asigna al Estado para intervenir directamente en los procesos productivos y de ordenación sectorial, frente a la auto-regulación de los mercados.
La vuelta a una idea de Estado mínimo, subsidiario de la iniciativa privada, limita sus medios de intervención a instrumentos menos directos e invasivos de la actividad empresarial privada: como la regulación genérica, la subvención o los incentivos fiscales.
El ajuste energético que impone la crisis, implanta un modelo de crecimiento intensivo estricto, basado en el ajuste de costes, lo que unido a la realidad de una economía más abierta y cada vez más desregulada, provoca que el objetivo central de las políticas macroeconómicas pase a ser el mantenimiento del valor de la moneda a través de la lucha contra la inflación, en vez de el pleno empleo de los recursos productivos. 
La importancia que toma a partir de entonces la intervención sobre los mercados de bienes desde los mercados monetarios, es igualmente coherente con el papel colateral que se le otorga al Estado en la ubicación de los recursos productivos.
CUADRO 1 
Peso relativo de la empresa pública en Europa
[1] No incluye la antigua RDA
[2] Porcentaje calculado sobre el empleo total
[3] Excluida vivienda
[4] Sin excluir los sectores agricolas
[5] 1983
[6] 1988
Fuente: Annales CEEP y MYRO (1989)

La globalización de las actividades de producción y distribución es igua]- mente otro factor que relega al Estado a un segundo plano. 
Dado su carácter nacional, muchos de los procesos internacionales escapan a su capacidad de intervención, quedando condicionado por la voluntad de los agentes privados nacionales y extranjeros, con dimensión suficiente para actuar en los mercados internacionales.
Para España. el final de la década de los setenta y principio de los ochenta es, además de un período de crisis internacional, una etapa de profundo cambio político. 
Para salvar la difícil coyuntura económica y política, el INI actúa como un hospital de empresas privadas en crisis. 
A partir de aquí, se abre un importante proceso privatizador que, como se comentó antes, no parece haber terminado. 
No obstante, las privatizaciones han sido para los distintos países de Europa occidental un, proceso desigual en el tiempo, en su alcance y, en parte también, en sus contenidos.
Las privatizaciones en Europa se inician en el Reino Unido a principio de los ochenta, donde se produce un importante trasvase de activos del sector público al privado a lo largo de la década, sin que reste mucho por vender en los noventa. 
En Francia, las privatizaciones se retrasan a la segunda mitad de los ochenta, cuando la derecha alcanza el poder en 1986, y suponen una respuesta a la política de nacionalizaciones desarrollada previamente por los socialistas. 
A partir de los noventa resurge, cuando los conservadores vuelven a recuperar el poder en 1993. 
En Italia no se pone en marcha un programa de privatizaciones importantes hasta 1 992~. Y, en Alemania, si exceptuamos el caso de la ex-RDA que atiende a razones distintas, no parece haberse contagiado todavía por la fiebre privatizadora, aunque el actual proceso de liberalización de las telecomunicaciones parece llevar aparejado la privatización del gigante Deucht Telecom.
En consecuencia, el sector público empresarial pierde peso en las economías europeas desde principios de la década de los ochenta basta nuestros días, tal y como se aprecia en el cuadro núm. 1. 
No obstante, esta pérdida de protagonismo de la empresa pública no se debe exclusivamente a la privatización, sino que atiende también a los ajustes de capacidad y plantilla a los que se la somete a lo largo de dicho período y a que alguno de los sectores donde ésta se sitúa crecen a un ritmo inferior al del conjunto de la economía.
2. Las dos etapas del proceso de privatizaciones español
En España todavía existía a principios de los ochenta el interés por emplear la empresa pública como instrumento para el desarrollo industrial. 
En concreto, se la consideraba un instrumento útil para la promoción del sector agroalimentario y el sector de bienes de equipo, valorados entonces como estratégicos para la economía española. 
Pero a partir de 1985, se abandonan estos planteamientos, iniciándose un proceso de privatizaciones que todavía hoy no ha acabado y que de continuar por los derroteros establecidos en el «Plan de Privatizaciones» del gobierno del Partido Popular, promete terminar con su liquidación. 
Por el momento, y como resultado fundamentalmente de las privatizaciones, el peso relativo del sector público empresarial español en la economía se sitúa en la actualidad, entre los más pequeños de Europa.
A lo largo de la década que va de 1985 a 1995, se pueden distinguir para el caso español dos etapas, en función de los motivos que animan las privatizaciones. 
De 1985 a 1991,la privatizaciones persiguen mejorar la eficiencia de la empresa pública a través de su internacionalización y la incorporación de nuevas tecnologías. 
Subsidiariamente se pretende con ello reducir las aportaciones presupuestarias, que de haber permanecido en manos públicas, el Estado tendría que haber realizado para asegurar la competitividad internacional de estas empresas.
En consecuencia, durante esta etapa se venden totalmente empresas fundamentalmente industriales a un comprador único, que asegure el cumplimiento del objetivo de internacionalización y que por lo general es una multinacional extranjera (ver cuadro núm. 2).
Alguna de estas ventas se realizan a un precio negativo, es decir, el Estado paga para que el empresario privado se haga cargo de la empresa pública en cuestión. 
El caso de Seat, que se privatiza en 1986, es el más característico de este tipo y el más importante de esta primera etapa. Durante los dosaños previos a la transmisión de la propiedad de Seat a la multinacional alemana Wolkswagen, el Estado desembolsó algo más de 342.000 millones de ptas. para su reestructuración y saneamiento.
Sobre el cumplimiento de los objetivos de esta primera etapa se abren muchas interrogantes. 
En primer lugar, hay que señalar, aunque sea algo obvio, que el concepto de internacionalización manejado por los diseñadores de esta política, no se refiere a la producción si no a la comercialización. 
Es decir, con la venta a una multinacional de una empresa pública, ésta pasa a tener acceso a una red de distribución internacional, lo que le permite aprovechar las economías de escala que se derivan de un mercado cada vez más global. 
Esta mejora en la rentabilización de las inversiones es igualmente apreciable en el apartado tecnológico.
CUADRO 2 
Empresas públicas industriales privatizadas entre 1985 y 1995
Fuente: IGAE, diario El País, 22/7/96 y Tabacalera
Sin embargo, estas mejoras aunque ciertas, chocan con el carácter foráneo de las multinacionales que se hacen con el control de las empresas públicas privatizadas. 
En efecto, quien acaba rentabilizando las ventajas que se derivan de una mayor dimensión (de una red comercial más amplia, de un aumento de los recursos destinados a la J+D) es, en primer lugar, la propia multinacional y sólo subsidiariamente —y en la medida en que la anterior decida— la empresa privatizada. 
Al privatizarse la política de gestión de la empresa queda inscrita dentro de la estrategia de la multinacional, cuyos intereses no tienen porque coincidir siempre con los del país o región donde se localiza.
España, que ha experimentado una importante penetración del capital foráneo durante las últimas décadas, es un buen campo para la observación del comportamiento de las multinacionales.
Así, por ejemplo, se observa que en la mayoría de los casos, las multinacionales tienden a concentrar las actividades que incorporan más valor añadido (I+D), normalización, diseño, marketing, alta dirección, etc.) en sus sedes centrales, que se localizan a su vez en sus países de origen. 
En muchos otros casos, cuando las multinacionales se hacen con el control de una empresa, en realidad lo que compran son sus canales de distribución nacional o su cartera de clientes, por lo que terminan desmontando poco a poco sus actividades productivas.
Las multinacionales establecen, asimismo, los precios internos a los que sus filiales se compran componentes y productos entre sí, esta facultad permite localizar recursos para la inversión o el saneamiento allí donde son necesarios, pero también desinvertir de aquellos otros que ya no interesantes para su estrategia, y todo ello no sólo a través de un mecanismo ajeno al mercado e independiente de sus condiciones, sino también por encima de los intereses nacionales o regionales de los países donde se sitúan estas filiales. 
Por último, durante los períodos de crisis, las multinacionales distribuyen los ajustes entre sus filiales de manera desigual, influenciadas por el país donde se sitúa su sede central.
En términos genéricos se puede decir que las multinacionales han proporcionado a las empresas públicas privatizadas viabilidad, pero que ésta ha tenido costes, del tipo señalado en el párrafo anterior, y también presupuestarios20, a pesar de que uno de los objetivos de esta etapa era terminar con las aportaciones de recursos públicos a es-tas empresas. 
No obstante, para evaluar el resultado global de las privatizaciones durante esta primera etapa, habría que comparar dichos costes con los derivados de la alternativa de no privatizar, lo cual es una tarea especialmente complicada que todavía nadie ha abordado.
La segunda etapa de esta década privatizadora se inicia en 1992 y abarcada hasta 1995, aunque conocidas las intenciones del nuevo gobierno se puede afirmar que ésta todavía está abierta y se cerrará silos planes gubernamentales no se tuercen, cuando se termine de liquidar la última participación pública en una empresa rentable.
La naturaleza de las privatizaciones en esta etapa es distinta a la de la primera. Si en un primer momento se privatizó para mejorar la competitividad de la empresa pública y subsidiariamente para no tener que aportarle recursos públicos en el futuro, a partir de 1992 se privatiza para obtener recursos que enjuguen el déficit del Estado. 
No obstante, también durante este período se emplean los argumentos teóricos referidos a la ineficiencia intrínseca que comporta la titularidad pública de empresas”, aunque generalmente por agentes ajenos al gobierno. 
La popularización del capitalismo a través del acceso a la propiedad de las empresas que se privatizan de los pequeños ahorradores, es el otro gran argumento esgrimido como objetivo y justificación de la privatización, más quizás por los gestores de algunas empresa públicas que por los miembros del gobierno, aunque claramente con la aquiescencia de estos, puesto que las privatizaciones se diseñan siguiendo los dictados del capitalismo popular establecidos por la doctrina thatcheriana una década antes (descuentos en el tramo minorista y reserva de acciones para los empleados en condiciones de privilegio).
Aunque en ambas etapas de esta década privatizadora están presentes los objetivos presupuestarios, son durante la segunda cuando estos tienen mayor importancia. La explicación se encuentra en el proceso de convergencia que se imponen los países de la Unión Europea a partir de 1992.
A diferencia de la primera etapa, de 1992 a 1995 las empresas públicas que fundamentalmente se privatizan son empresas de servicios (Telefónica, Repsol, Argentaria, Enagas y Endesa) situadas en sectores donde todavía la regulación es importante y la competencia escasa, y donde, por tanto, está asegurada cierta tasa de remuneración del capital. El mecanismo de privatización empleado es igualmente distinto. 
Se sacan a Bolsa progresivamente porcentajes de su capital social, con tramos mayorista y minorista, y en algunos casos también con un tramo reservado a los trabajadores.
El resultado obtenido en la consecución de los objetivos que se debían alcanzar con las privatizaciones durante esta etapa (esto es reducir el déficit y popularizar el capitalismo), es todavía mas dudoso e incierto que en la primera.
La reducción de un déficit publico estructural como el que registra la economía española en ese periodo, con los ingresos obtenidos por las privatizaciones es, en principio, una política de difícil realización dada la naturaleza extraordinaria de estos ingresos. Si se contabilizan correctamente, las privatizaciones suponen la venta de activos financieros en manos del Estado y, por tanto, los recursos procedentes de las mismas se consideran ingresos financieros, que no afectan directamente al déficit público, aunque si indirectamente, puesto que reducen el endeudamiento y con éste los costes financieros del Estado. 
Ahora bien, para considerar el efecto completo que tienen las privatizaciones sobre el déficit hay que considerar que con ellas se renuncia también a los ingresos patrimoniales que el Estado obtiene en forma de dividendos por la participar en su capital, y que suponen la renuncia a un ingreso no financiero, lo que afectará directamente y de manera negativa al déficit público.
El efecto neto acumulado de las privatizaciones para el período 1992-1995, se recoge en el cuadro núm. 3. 
Se observa claramente quelas escasa cuantía de los recursos obtenidos de las mismas, ha tenido un efecto efímero, e incluso negativo (1994), sobre la reducción del déficit público español. 
Este resultado era de esperar en un contexto, por un lado, de reducción de los tipos de interés (y, en consecuencia, de los costes financieros del Estado) y, por otro, de aumento de los beneficios de las empresas públicas que se privatizaban (y, por ende, dc los dividendos a los que el Estado renunciaba cuando vendía).
Los resultados del cuadro núm. 3 se obtienen, sin embargo, si se aplica un criterio de contabilidad nacional estricto, que es el más coherente desde un punto de vista económico. 
Ahora bien, los criterios aplicados son en la práctica más flexibles a la hora de considerar algunos ingresos financieros por privatizaciones como no financieros. 
En concreto, lo ingresos procedentes de la venta de acciones de Repsol se contabilizan como ingresos no financieros, por lo que repercuten directamente sobre el déficit público. 
Aún así, como se comprueba en Martín (1 996b), el efecto sobre el déficit público a pesar de ser más importante que en el caso anterior, sigue siendo marginal.
CUADRO 3 
Fuente: Martín (1996)
En cuanto al otro objetivo a cubrir por las privatizaciones en esta etapa, la popularización del capitalismo, lo primero que habría que analizar es la oportunidad del mismo. Aumentar la cohesión social a través de la promoción del acceso de los pequeños ahorradores a la propiedad del capital de las empresas que se privatizan, parece, cuando menos, un resultado bastante discutible y con una clara raíz ideológica.
En cualquier caso lo único que parecen haber conseguido popularizar las privatizaciones han sido las plusvalías fáciles y rápidas entre algunos, que han comprado las acciones, por lo general, infravaloradas” cuando las vendía el Estado, para venderlas al poco tiempo en Bolsa. 
Ésta ha debido ser la pauta lógica de comportamiento de gran parte dc los pequeños compradores de acciones privatizadas, aunque no existe una estimación de la evolución del accionariado de las empresas públicas privatizadas que permita comprobarlo. Sin embargo, dada la naturaleza del argumento que en última instancia se pretende contrastar (el aumento de la cohesión social a través del aumento del número de propietarios de acciones de empresas públicas privatizadas>, no es aconsejable que nadie pierda el tiempo en ello.
Esta pauta de comportamiento ha facilitado, entre otras circunstancias, la configuración de núcleos duros de accionistas, alrededor de grandes bancos, que con pequeños desembolsos se han hecho con el control de importantes empresas públicas. 
Núcleos que, por otro lado, puede que tal vez no sean tan duro como parece si se atiende a las relaciones poco estables que en el pasado reciente han existido entre la banca y la industria de este país. Así, podría ocurrir que de no entrar la economía española en la tercera fase de la Unión Monetaria, el negocio bancario volviera a ser tan rentable como antaño, mientras que los atípicos empresariales pierden importancia y atractivo en la cuenta dc resultados de los bancos, dada las perores condiciones de financiación a las que quedarían sometidas las empresas españolas.
Cabe señalar, no obstante, que las empresas que se privatizan ahora y en las que están tomando posiciones los bancos, son empresas de servicios que se mueven en sectores regulados con poca competencia, lo que asegura un beneficio más estable independientemente de las condiciones de financiación nacional, puesto que se trata de grandes empresas con capacidad de financiarse en los mercados internacionales.
Los núcleos duros en las empresas públicas se están definiendo fundamentalmente alrededor de dos grupos bancarios, que a su vez están agrupando bajo su control importantes conglomerados de empresas de servicios, tal y como se observa en el cuadro núm. 4. 
Por un lado, estaría el constituido por la Caixa y el BBVA, y, por otro, el formado por el BCH y el Santander. 
Dentro de este último, Endesa aparece como una importante sociedad poseedora también de importantes participaciones en los sectores de la energía y las telecomunicaciones. 
Argentaria, el banco donde aún e] Estado mantiene una participación importante (25%), quedada a caballo de estos dos grupos, a la espera de definir su estrategia. 1 lay que resaltar asimismo la aparición de importantes accionistas extranjeros al calor del proceso de privatizaciones, como es el caso de Pemex y el Chase Manhattan en Repsol (con un 5% cada uno) o de éste último también en Telefónica.
CUADRO 4
Los grandes Bancos en los servicios estratégicos
[1] Las empresas públicas aparecen sombreadas y entre paréntesis la participación que todavía mantiene el Estado en su capital. Tambien el Chase Manhattan Bank posee asimismo un 5% del capital de Argentaria.
[2] Pemez y el Chase Manhattan Bank posee asimismo un 5% de Repsol, respectivamente, y Repsol a su vez un 45,2% de Gas Natural.
[3] Endesa tiene a su vez participaciones en las siguientes empresas: Airtel (3%), Fecsa (48,9%), Sevillana (39,5%), Cepsa (5,6%) y Union Fenosa (7,5%), Cableuropa (20%) y Antena 3 tv (8% conjuntamente con el BCH a través de Obetago).
[4] El Chase Mahattan Bank posee también un 5% en Telefónica.
[5] A través del Banesto (Grupo Santander).
Fuente: Muñoz J. Et al (1986) y Diario Cinco Días 10/4/96 y 22/4/96
[1] Las empresas públicas aparecen sombreadas y entre paréntesis la participación que todavía mantiene el Estado en su capital. Tambien el Chase Manhattan Bank posee asimismo un 5% del capital de Argentaria.
[3] Endesa tiene a su vez participaciones en las siguientes empresas: Airtel (3%), Fecsa (48,9%), Sevillana (39,5%), Cepsa (5,6%) y Union Fenosa (7,5%), Cableuropa (20%) y Antena 3 tv (8% conjuntamente con el BCH a través de Obetago).

Otro de los grandes beneficiarios del proceso de privatizaciones, junto a la gran banca, están siendo los bancos de negocios, que se encargan de asesorar e intermediar las privatizaciones, obteniendo importantes honorarios. Entre 1985 y 1995, lo diez bancos de negocios más importantes del mundo obtuvieron unos honorarios por esta actividad de 732.000 millones de ptas.
Dada la importante cuantía de este negocio no es de extrañar que estas instituciones actúen como verdaderos grupos de presión en foros y medios de comunicación para que se promuevan las privatizaciones. 
Este comportamiento guarda ciertos paralelismos con los ataques promovidos por la gran banca contra el sistema público de pensiones, y que se describen en otro artículo de este número.
4. Perspectivas de futuro: ¿existe un nuevo modelo de privatizaciones?
«Qué traerá el mañana/ que el pasado no pregone…», como decía el poeta, es una rima aplicable al proceso español de privatizaciones de ayer y hoy. 
A pesar de las apariencias, de los esfuerzos del ejecutivo por diferenciarse del gobierno anterior y de las críticas del primer partido de la oposición, no existe solución de discontinuidad apreciable entre la política del gobierno del PSOE y la del gobierno del PP en este apartado. Tan sólo el ímpetu, y en cualquier caso la torpeza del ejecutivo actual, marcan diferencias de forma pero no de fondo.
Aunque cl primer partido de la oposición contrapone al actual plan global de privatizaciones del gobierno, la pasada política de ventas selectivas —donde se estudiaba caso por caso—, lo cierto es que la práctica ha revelado una voluntad tan privatizadora en e] anterior ejecutivo como la que, por el momento en teoría, exhibe el actual. 
Esta voluntad llegó incluso a materializarse también en un plan de privatizaciones, que aunque no global, si comprendían a empresas públicas muy importantes. 
Así, el Consejo de Ministros autorizó el 5/2/93, al Ministro de Economía y Hacienda para que vendiera las acciones que la Dirección General del Patrimonio del Estado poseía en Argentaria, Telefónica, Tabacalera, Trasmediterránea y Aldeasa.
La privatizaciones se realizarían a través de sociedades instrumentales, que sacarían su patrimonio accionarial a Bolsa cuando así lo permitan las condiciones del mercado de valores. 
Al final llegaron a operar dos de estas sociedades: la Sociedad Estatal Patrimonio (Argentaria) y la Sociedad Estatal Patrimonio II (Telefónica). 
Adicionalmente, durante los cuatro últimos años de gobierno del PSOE se ingresaron en el Tesoro 713.905 millones de ptas. por privatizaciones y entre 1985-95 se privatizaron 55 sociedades públicas.
Por tanto, una vez que se comprueba la importante voluntad privatizadora del anterior gobierno, las posibles diferencias entre uno y otro modelo privatizador se diluyen. 
Las supuestas virtudes selectivas de la política de privatización del PSOE son en lo fundamental las que imponía el mercado, tanto en la elección de las empresas a enajenar como en el momento en que venderlas, lo mismo que le sucederá al PP. 
Por eso no se entiende tanto ímpetu y alharaca, que sólo ha servido para genera tensión social.
El apoyo a la formación de núcleos duros de accionistas del anterior gobierno y el rechazo del actual se plantea como el otro elemento diferenciador importante entre uno y otro modelo de privatizaciones. 
No obstante, al igual que el otro elemento, éste no depende tanto de la voluntad de los gobiernos como del interés de los mercados. 
El gobierno del PP tendrá núcleos duros quiera o no, mientras las empresas públicas que se privaticen les sigan interesando a los bancos, que pueden comprar libremente sus acciones en Bolsa.
Por último, los argumentos oficiosos que justificaron la privatizaciones para el anterior gobierno durante la última etapa se mantienen (reducción del déficit y promoción del capitalismo popular), aunque ahora eso sí, sin los disimulos que imponía la restricción ideológica.
Bibliografía:
ARAGON, 1 (1990), «El cambio tecnológico en el desarrollo del capitalismo español», en «Ciencia y Cambio Tecnológico en España», monografía publicada por la Fundación Primero de Mayo.
CARRAU, J. M. (1995), «Quince años de privatizaciones en Europa: un balance», en Presupuesto y gasto Público, núm. 17/1995.
CCOO. (1996), «Empresa pública, patrimonio de todos», 21/6/96, Secretada Confederal de Acción Sindical.
MARTIN, C. (1996ª), Réquiem por el INI, Diario ElPaís, 19/7/95.
MARTIN, C. (1996b), «Las privatizaciones en la estrategia de convergencia con Europa»
MARTIN, P. y COMIN, F. (1991), « INI .50 de industrialización en España », Biblioteca de Economía, Serie perfiles, Espasa Calpe.
MUÑOZ J. et alt. (1996): « Capitalismo popular y poder bancario», 11/8/96. Diario El País.
MYRO, R. (1989): « Las empresas públicas », en España Economía, Biblioteca de Economía, Serie perfiles, Espasa Calpe.
Si nos han de robar, 
que sean otros y no los mismos de siempre

Si como votantes, no nos escuchan
como consumidores, lo harán
boicoetemos sus empresas.
Llevamos las de ganar. 

Como acabar con la ESTAFA de las ELÉCTRICAS... de una puta vez pasando de los Vendepatrias del Bipartidismo

Ante el robo continuo y escandaloso por parte de las eléctricas y sus abusos en el recibo de la luz
propongo... 
actuar todos unidos como consumidores
contratando TODOS 
o en su defecto una gran mayoría,
  otra compañia eléctrica que no sea ninguna de estas dos (ENDESA - IBERDROLA) y cambiarnos a otra cualquiera de las muchas ofertas que existen hoy en día.

De tal forma que no les quede otra a las grandes que plegarse a nuestras demandas de una tarifa más justa y mucho más barata
o atenerse a las consecuencias 
de seguir con su estafa.

En nuestra mano está que siga este robo o cortar por lo sano para que no nos sigan mangoneando

ARMAK de ODELOT

Canción del Indignado Global

(solo pá Mentes preclaras 

libres de Polvo y Cargas)

Si me han de matar que sea,
 un Trump que de frente va

  no un Obama traicionero, 

que me venga por detrás.


Éstos del bipartidismo, 

a nadie ya se la dan

Tanto monta, monta tanto,

ser sociata o liberal.


Que harto me tienen sus cuentos, 

de crisis y guerras sin más

Cuando no hay bandera que tape, 

la ansia de un criminal.


Daños colaterales son, 

inocentes masacrar

si lo hiciéramos con ellos, 

no habría ni una guerra más.


Por eso pasa que pasa, 

que nadie se alista ya

a no ser que la CIA pague,
 
como al ISIS del MOSAD


A mí, que nunca me busquen, 

ni me llamen pá luchar.

Que yo no mato por nadie. 

Yo mato por no matar.


La paz de los cementerios 

es la paz del capital

Si soy rojo es porque quiero, 

en vida, vivir en paz.


Hoy tan solo mata el hambre, 

del rico por tener más 

Con el cómplice silencio, 

de toítos los demás.


Que preferimos taparnos, 

los ojos pá no pensar

O mirar pá otro lado, 

pensando que el mal se irá.


Creer que lo que a otro pasa, 

no nos tiene que importar.

Cá palo aguante su vela, 

repetimos sin cesar.


Éste es el mantra egoísta 

que rula por la sociedad

como si lo que le pase a otro, 

no te pueda a tí pasar


Más todo, cuán boomerang vuelve, 

al sitio de donde partió

y tal vez ocupes mañana, 

el sitio que otro dejó.


Mil pobres ceban a un rico, 

otros mil le dan jornal,

y otros cuantos dan su vida 

porque todo siga igual. 


Que no me coman la oreja, 

que no me creo ya ná

de sus guerras, sus estafas, 

ni su calentamiento global


Tan solo vuestras mentiras, 

esconden una verdad

que unos pocos están arriba 

y abajo tós los demás.


Da igual que seas ateo, 

cristiano o musulmán.

Solo los elegidos, 

el paraíso verán.


Hay medios alternativos, 

amarillos muchos más.

Unos más rojos que otros. 

Los menos, de radikal.


Más todos tienen su cosa, 

y a todos hay que hojear

Que comparando se tiene 

opinión más general.


Qué de tó aprende uno. 

Nadie tiene la verdad.

Ser más papista que el Papa, 

no es garantía de ná.


Solo creo en lo que veo, 

díjome santo Tomás, 

que el que a ciegas se conduce, 

no para de tropezar.


Y al enemigo, ni agua, 

ni nunca contemporizar

No dudes, tarde o temprano, 

siempre te la jugará.


No hay que seguir a nadie 

y a todos hay que escuchar.

Si tu conciencia te guía, 

de nada te arrepentirás.


Dá gusto ver a los ricos, 

pegarse por serlo más

mientras en eso se hallen, 

quizás nos dejen en paz.


Si te crees o no sus mentiras, 

a ellos les dá igual.

Con tomarlas por veraces, 

les basta para actuar. 


Que no me cuenten más cuentos, 

que tós me los sé yo ya.

Se demoniza a cualquiera

que no se deje robar.



No basta con ser un santo, 

sino ser de"su santoral"

Como la cojan contigo, 

no te valdrá ni el rezar.


Pensamiento único llaman. 

Anteojeras pá no pensar

más que en la zanahoria. 

El palo irá por detrás.


Si no crees en lo dictado, 

anti-sistema serás

Y por mucho bien que hagas, 

te van a demonizar.


Que no me coman la oreja, 

que a mí, no me la dan.

Que me sé todos sus cuentos 

y también, cada final.


Si de cañon, quieren carne, 

pál matadero llevar

que busquen a otro tonto, 

que este tonto no va más



No se ha visto en tóa la historia, 

otra estafa sin igual.

Que la madre tóas las crisis, 

que creó el capital


Y cuando tan ricamente, 

uno estaba en su sofá

Relajado y a cubierto, 

de inclemencias y demás,


te cortan sin previo aviso

el grifo de tu maná. 


Y te dejan sin tus sueños,
 
sin trabajo y sin hogar


y pá colmo y regodeo 

de propios y extraños, van

y te dicen como aviso

que al rojo no hay que escuchar


que son peores que el lobo,

del cuento y mucho más

y que si vas y los votas

toíto te lo robarán.



Si como votantes, no nos escuchan

como consumidores lo harán.

Boicoetemos sus empresas

Llevamos las de ganar. 


Si no queda más remedio

que dejarnos de robar

que sea otro y no el de siempre

tal vez así, aprenderá


No hay pan pá tanto chorizo,

dicen, cuando lo que sobra es pan.

Lo que no hay es un par de huevos
 
pá que no nos choriceen más.


Resultado de imagen de eladio fernandez refugiados suecia

Ellos tienen de tó

los demás, cuasi-de-ná

mas ellos son cuatro mierdas

y nosotros sémos más.


La próxima revolución 

contra las corporaciones será

y si ésta no se gana 

no habrá ninguna ya más.

Quien sepa entender que entienda

lo que digo es pá mascar

despacio y con buena conciencia.

Mi tiempo no dá... pá más


Armak de Odelot


Dicen: 

No será televisada, 

la próxima revolución.

Más como nadie se fía 

de lo que se nos dice hoy en día,

pasamos los días enteros, 

tumbados en el sofá

delante la caja tonta,

 por no perder el momento
del pase de la procesión 
que tós llevamos por dentro